COSMÓPOLIS: Las Minorías Étnicas de Londres

<"minorías étnicas">

ES IMPOSIBLE entender el desarrollo de Londres sin examinar la historia de la inmigración. Por mucho que nos remontemos, ya sea a los romanos, a los anglosajones, a la época medieval o a la expansión de la ciudad moderna durante los siglos XIX y XX, la inmigración es un elemento esencial de su historia. Quizá la transformación más dramática se produjo al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando colonos de más allá de las costas británicas se abrieron paso hasta el corazón del Imperio.

Los inmigrantes han estado ingresando a la capital Británica particularmente en grandes números durante los pasados 150 años. Una de las más significativas de estas corrientes se originó  en la mitad del siglo XIX como consecuencia de la “Gran Hambruna Irlandesa”. En 1851, los colonos irlandeses constituyeron el 4.6 por ciento de la población de Londres concentrándose en las áreas de St. Giles, Whitechapel y Southwark. A estos les siguieron otros flujos adicionales  de inmigrantes , entre ellos los alemanes.

La siguiente más importante afluencia de minorías étnicas  en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, estuvo formada por los Judíos de Europa Central quienes se concentraron de forma abrumadora en el East End de Londres; más tarde movieron al noreste y noroeste, donde muchos todavía permanecen desempeñando un papel importante en la vida de la ciudad. Debido a la ajustada política de inmigración que operó entre 1918 y 1945, ningún asentamiento significativo y permanente se registró durante este período.

Rich results on Google's SERP when searching for "Cosmópolis : Las minorías étnicas de Londres"

Camden High Street

Nuevos patrones de inmigración emergieron después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Antes  de 1945, la mayoría de los colonos extranjeros había llegado a Londres desde Europa , y solo un puñado desde África , el Caribe y Asia. Mientras algunos de los mayores flujos inmediatamente después de 1945 también vinieron desde Europa incluidos los Polacos quienes se asentaron predominantemente en el oeste de Londres; Irlandeses que se trasladaron al norte; Italianos, que expandieron su histórico núcleo de Clerkenwell , que se remonta al siglo diecinueve; y los Chipriotas quienes se instalaron en el norte de Londres- los más visibles recién llegados eran los del Caribe y del sur de Asia. Estos se movieron hacia zonas de Londres con muy poca experiencia previa en inmigración, entre ellas principalmente Lambeth, Ealing , Haringey y Brent , transformando vastas aéreas de estos barrios. Actualmente es imposible concebir la ciudad  sin la presencia de estas minorías étnicas  y sus descendientes; sin ellos , su apariencia física , demografía y cultura , sería completamente diferente.

De muchas maneras, el año 1979 representa un hito artificial en la evolución del Londres multicultural. Aunque Margaret Thatcher mantuvo un discurso duro acerca de controlar la inmigración e introdujo legislación para disminuirla, esta tuvo un impacto bastante limitado por varias razones. En primer lugar la mayor parte de la medidas que habían excluido a los inmigrantes no blancos de la Commonwealth habían estado en operaciones entre los años 1962 y 1971; su Ley de Nacionalidad Británica, esencialmente formalizó esta. Segundo, había todavía una serie de vías abiertas a aquellos que deseaban establecerse en la capital. Trabajadores de áreas de escasez de mano de obra podían obtener un permiso laboral y algunos podían reclamar asilo bajo la Convención de Refugiados de las Naciones Unidas de 1951. No hay limitaciones para ciertos grupos : los ciudadanos de la Unión Europea se pueden mover libremente entre los estados miembros y los ciudadanos blancos de la Commonwealth con abuelos nacidos en Gran Bretaña, también pueden ingresar al país libremente ya que están exentos de la legislación de 1962,1968 y 1971. Los gobiernos Conservadores de 1979-97 no tenían  monopolio en la retórica del racismo ni en la implementación de los controles de inmigración. El gobierno de Blair ha continuado con ambas tradiciones.

No obstante han habido cambios en las poblaciones inmigrantes de  Londres desde 1979, Las minorías étnicas de la Commonwealth ya presentes , han continuado creciendo, principalmente a través de los nacimientos, mientras nuevos habitantes han aparecido, en particular varios grupos provenientes de los Balcanes, huyendo del colapso de la antigua Yugoslavia durante la  década de 1990.Alguno grupos europeos, tales como los Alemanes, quienes han tenido una larga tradición de permanencia en Londres, también han crecido, mientras grupos blancos de la Commonwealth, particularmente Australianos, han llegado a ser mucho más notorios. A esto se suma el número de inmigrantes ilegales que se ha incrementado dramáticamente, hasta el punto de que algunas actividades ocupacionales en Londres colapsarían sin ellos.

Desde 1979, la presencia de inmigrantes en Londres – y en Gran Bretaña en su conjunto- se ha vuelto cada vez más aceptada. Esto en parte se debe al incremento en la autoestima de los grupos étnicos minoritarios y su rechazo a aceptar el estatus de ciudadano de segunda clase, como los desórdenes públicos ocurridos en Brixton y Tottenham en 1979 y 1984 respectivamente testifican. El furor por el asesinato del adolescente negro Stephen Lawrence en 1993, proporciona el más claro indicador de la posición cambiante de las minorías étnicas. Estos cambios no han afectado necesariamente la posición de los inmigrantes en Londres desde 1979.La más útil y detallada información proviene del censo de 1991, el cuál no solo preguntaba a la gente donde había nacido – como anteriores censos habían hecho desde el siglo diecinueve – sino que, por primera vez les preguntaba cual consideraban ellos que era su identidad étnica. Por lejos el mayor grupo de extranjeros en 1991, estaba formado por irlandeses (214.033) seguidos por indios (151.619). De la población nacida fuera del Reino Unido, les seguían los jamaicanos (76.445), kenianos (56.993), bangladesíes (56.567) chipriotas (50.684) y pakistaníes (44.741). Alemanes e italianos cada uno contaban más de 30.000.

Rich results on Google's SERP when searching for "Cosmópolis : Las minorías étnicas de Londres"

El censo también reveló que el 79.8 por ciento de la población de Londres se describía a sí misma como “blanca” (esta cifra incluiría los cientos de miles de personas de origen europeo).Otros grupos incluían indios (5.2 %), negros caribeños(4.4 %), negros africanos(2.4 %) y pakistaníes y bangladesíes (1.3 % cada uno).Los yugoslavos y esrilanqueses habían estado entre los principales colonos desde 1991, los primeros en tener un impacto a través de toda  la ciudad.

 

De Kim Aldis, CC BY-SA 3.0, Enlace

Rich results on Google's SERP when searching for "Cosmópolis : Las minorías étnicas de Londres"

Dalston- Londres

Los diferentes grupos étnicos están concentrados en áreas concretas, y un viaje desde una parte de la Cosmópolis a otra, sugeriría que las  estadísticas relativas a la etnicidad subestiman las verdaderas cifras. Desde la griega Palmers Green en el norte , hasta la india Southall en el oeste, desde la afro-caribeña Brixton en el sur , hasta la bangladesí Bethnal Green en el este, las principales calles de Londres abundan en  diferentes poblaciones étnicas; hay un Soho chino y un Wembley guyaratí. Las estadísticas oficiales tienden a confirmar estos patrones. El Londres irlandés está principalmente en el noroeste con algunos bolsones en el sur. El Londres chipriota está focalizado en el norte y se ha vuelto cada vez más suburbano desde que los primeros inmigrantes se mudaron a Camden Town durante la década de los 50. De la misma manera, el Londres turco se extiende por el norte , especialmente en Dalston y Stoke Newington. El Londres conformado por los indios tiene su mayor concentración en el oeste, mientras los pakistaníes y bangladesíes residen principalmente en el este. Los afro-caribeños mientras tanto, viven indistintamente en el norte y en el sur de la capital. El sureste es la única área que carece de minorías étnicas. En 1991 dieciséis de los veinte distritos del Reino Unido con el más alto porcentaje de minorías étnicas estaba en Londres. A la cabeza estaba Brent , con un 44.9 por ciento de éstas minorías (17.2 % indios), seguido de Newham. Los otros barrios eran Ealing , Lambeth, Hackney, Haringway,Tower Hamlets, Croydon , Waltham Forest , Barnet, Southwark , Harrow, Wandsworth, Lewisham , Hounslow y Redbridge. Para 2001, el 45 por ciento de las minorías étnicas que vivían en Londres conformaban el 29 por ciento de todos los residentes. Ellos constituían la mayoría en los  barrios londinenses de Newham y Brent.

Rich results on Google's SERP when searching for "Cosmópolis : Las minorías étnicas de Londres"

Notting Hill

Desde la posguerra los inmigrantes y sus descendientes pueden ser hallados virtualmente en cada ocupación y soporte social, desde la clase baja a la aristocracia, es difícil generalizar acerca de los patrones en la ocupación laboral al interior de las minorías étnicas. El autoempleo es una característica prominente de muchos de los grupos que se han asentado aquí. Indios y pakistaníes se han enfocado en el comercio de ventas al por menor en pequeña escala, incluyendo la propiedad de quioscos de periódicos y tiendas de comestibles. Los bangladesíes dominan el comercio de los restaurantes “indios” y los chinos dependen en gran medida del rubro de la restauración. La concentración étnica también ha facilitado el autoempleo debido a que muchas minorías étnicas sirven a sus propias comunidades como las muchas tiendas de ropa y comida  a través de la capital lo testifican. Los greco-chipriotas, por ejemplo, han mantenido una alta tasa de autoempleo desde que arribaron a Gran Bretaña por primera vez. Al extremo opuesto de la escala social , la tasa de desempleo entre las minorías de la Commonwealth parece ser más alta que entre los blancos. Cualquiera que pase un día en Londres, probablemente se encontrará con inmigrantes ilegales de todas partes del mundo llevando a cabo trabajos que la mayoría elude, tales como el lavado de autos o de camarero en restaurantes.

Cada aspecto de la vida , desde la comida hasta la escolarización , y desde la ropa hasta las necesidades espirituales son atendidas en las zonas donde se concentran las poblaciones minoritarias. Southall representa el clásico “ghetto” en este sentido, aunque de hecho contiene una variedad de inmigrantes, en términos de su región de origen (India y este de África) y su religión que comprende a hindúes , sijes y musulmanes. Una visita a Southall, Broadway y las calles circundantes, revela tiendas que venden todo tipo de productos del sur de Asia, incluidas joyería, ropas y exquisiteces, con lugares de adoración para los diferentes grupos religiosos en las cercanías inmediatas. A través de Londres , numerosas mezquitas, templos e iglesias sin conexión con el inglés blanco , representan el centro de la vida de muchos inmigrantes de primera generación. De acuerdo al Directorio de Mezquitas del Reino Unido por ejemplo , hay 166 lugares de adoración musulmanes diseminados a través de la capital. Para comienzos de los 90s , habían 32 Iglesias Ortodoxas griegas.

La diversidad de habitantes de Londres probablemente se comunican en miles de diferentes lenguajes y dialectos de todo el mundo. Esto ha llevado a la aparición de periódicos y estaciones de radio y televisión en la lengua extranjera respectiva y en inglés, así como al desarrollo de la literatura de la diáspora y también grupos de teatro. Para 1980 incluso, los greco-chipriotas, una de las comunidades más pequeñas, tenía el periódico principal , Parikiaki , y numerosos centros comunitarios, grupos educacionales y juveniles, sociedades rurales, agrupaciones profesionales, organizaciones de mujeres, una sociedad de apoyo a víctimas de Talasemia, y al menos un grupo de teatro;Theatron Technics. La Radio Griega de Londres transmite en una amplia variedad de temas.

Los inmigrantes de Londres han impactado profundamente en los nativos británicos de origen. El matrimonio interracial no solo ha ayudado a romper las barreras étnicas, sino que también ha alterado la apariencia del Londinense “promedio” hacia un matiz más oscuro del que poseía en el siglo diecinueve. Los inmigrantes y sus descendencias, especialmente aquellos provenientes de la Commonwealth  han transformado también la cultura británica popular , particularmente en Londres y especialmente en los años posteriores a 1945.La vestimenta sud asiática es un ejemplo , influenciando a cadenas minoristas tales como Accessorize. De manera más importante , los inmigrantes afro-caribeños han tenido un impacto sobre la música y la escena de los clubes londinenses, donde muchos de los disc jockeys , son de origen negro. Los futbolistas negros , también se han convertido en algo común. La poblaciones inmigrantes , también han cambiado la comida de los londinenses. Guías para comer fuera de casa ofrecen una amplia variedad de restaurantes por toda la ciudad, destacan los siempre presente chinos, indios (mayormente bangladesíes), griegos e italianos.

Las minorías procedentes de las antiguas posesiones Británicas que llegaron después de la Segunda Guerra Mundial se han vuelto cada vez más seguras de si mismas mientras siguen enfrentándose al racismo. Si bien en las primeras décadas de la postguerra la hostilidad hacia ellos se manifestaba de maneras abiertas, principalmente en forma de violencia – que alcanzó su punto álgido en los disturbios de Notting Hill en 1958 – las actitudes negativas hacia la primera y segunda generación mas tarde se hicieron más sutiles. Este cambio se debe principalmente a la introducción de legislación que intenta prohibir la discriminación específicamente la Ley de Relaciones Raciales de 1976, sin embargo la presencia de no blancos se considera cada vez más normal.

Las minorías étnicas negras y asiáticas tienen un papel cada vez más importante en los medios de comunicación, por ejemplo, en los informativos de televisión. El regreso de las circunscripciones de diputados negros y asiáticos desde 1983 también ha tenido un efecto positivo, a pesar de que siguen siendo poco representativas respecto a la proporción de las minorías étnicas en Londres. Los concejales y alcaldes de los países de la Commonwealth han ocupado cargos en numerosos distritos.

Los descendientes de los inmigrantes de la Commonwealth se han negado a aceptar el tipo de trato que recibieron sus padres. En lugar de convertirse en víctimas de disturbios racistas, a finales de los años 70 y principios de los 80, los jóvenes de los centros urbanos (de todos los orígenes étnicos) se hartaron y  tomaron la justicia por su mano durante las revueltas, especialmente en Brixton y Tottenham. Dentro de los límites de la ley, esa confianza en sí mismos se manifestó de forma notable en el caso de Stephen Lawrence.

Su familia antillana del sur de Londres se negó a aceptar el modo en que la policía les había tratado tras el asesinato de su hijo y decidió enfrentarse a toda la clase dirigente británica en un  infructuoso intento de llevar a sus asesinos ante los tribunales. Los acontecimientos que rodean el caso de Stephen Lawrence apuntan a las manifestaciones más abiertas de racismo en Londres. La investigación y el informe sobre su asesinato revelaron la presencia de racismo institucional dentro de la Policía Metropolitana, a pesar de que el Informe Scarman sobre los disturbios de Brixton de 1981 también lo había señalado y había hecho recomendaciones para eliminarlo.

Además, Stephen Lawrence no fue ciertamente la única persona que fue atacada por los racistas en Londres durante las dos últimas décadas. Si bien los disturbios contra las minorías étnicas pueden haber desaparecido, los ataques a pequeña escala no lo han hecho. En 1986, uno de cada cuatro residentes negros que vivían en el distrito londinense de Newham había sido víctima de algún tipo de acoso racial en los doce meses anteriores. En el año 1997-8, las denuncias de ataques raciales a la Policía Metropolitana ascendieron a 5.862.

El aspecto más inquietante del Londres cosmopolita contemporáneo es la situación de los solicitantes de asilo. Los ataques de los medios de comunicación y las actitudes del Gobierno han hecho que se conviertan en presa fácil de los abusos, y grupos como los yugoslavos aún no han desarrollado las estrategias de resistencia habituales entre las minorías no blancas de la Commonwealth procedentes de las Indias Occidentales y el sur de Asia, que llevan mucho más tiempo viviendo en Londres.

A principios del siglo XXI, Londres se ha convertido en la ciudad multicultural global por excelencia. En el antiguo corazón del Imperio Británico, menos de medio siglo después de su desaparición, ha surgido una ciudad que no existiría sin la contribución de los inmigrantes y su descendencia. Han pasado a formar parte del paisaje geográfico, social, económico, cultural, deportivo, culinario y político de la única ciudad verdaderamente global de las Islas Británicas. Londres sin sus minorías étnicas sería un Londres sin sangre.

 

  • Cosmopolis: London’s Ethnic Minorities” by Panikos Panayi is excerpted from London: from Punk to Blair, edited by Joe Kerr & Andrew Gibson (Reaktion Books, London 2003, pp. 70-76).
  • For all rights and permissions enquiries contact: Maria Kilcoyne, Rights Director c/o Reaktion Office

“Cosmopolis: London’s Ethnic Minorities” de Panikos Panayi es un extracto de “London: from Punk to Blair”, editado por Joe Kerr y Andrew Gibson (Reaktion Books, Londres 2003, páginas 70-76)

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.