Aprende inglés organizando tu aprendizaje

                                              La motivación primero

http://www.freepik.es/Aprender inglés en el colegio o en una academia son las dos formas tradicionales y populares de entrar en contacto con la lengua de Shakespeare. Sin embargo, para la mayoría de los estudiantes, esto no es suficiente pues los números siempre están en rojo cuando se trata de las habilidades de escuchar y hablar; fundamentales en el aprendizaje de una lengua. Afortunadamente en la actualidad existen herramientas que pueden ayudarnos a desarrollar y  reforzar esas destrezas de forma individual y no solamente con la ayuda de un profesor. Claro está que la utilización de estos recursos necesita ser personalizada por cada interesado para obtener un resultado motivador y efectivo.

Gracias a la tecnología y al desarrollo de los medios de comunicación las formas de adquirir conocimiento han cambiado de manera drástica y a una velocidad de vértigo. Ahora sucede que hacer lo que a uno le gusta y cuando tenga ganas, no sólo es entretenimiento o matar el tiempo , sino que también puede ser  aprendizaje .Visto de esta manera, las acciones  que uno emprenda y que involucren a la lengua meta, están destinadas a servir a la causa del aprendizaje.

Desapégate de los esquemas. Esto es; cambia la forma en que te enfrentas al estudio, aprender un idioma en estos tiempos no es lo mismo que hace 10 o 15 años.  Se puede aprender jugando, divirtiéndote o haciendo productivos tus ratos de ocio. Conectar la entretención con conocimiento a la hora de aprender inglés, hará crecer tu confianza y por tanto, tu rendimiento. Hay un montón de trucos que te pueden ayudar  a avanzar rápidamente, aquí te dejo algunos que me ayudaron mucho mientras aprendía , todavía lo siguen haciendo.

  • Ver películas o series con subtítulos en español para empezar, nada nuevo, pero es un debe. En otro post hablaré en profundidad del valor de los subtítulos en el aprendizaje de una segunda lengua. Mientras tanto puedes practicar para ir acostumbrando el oído. Te darás cuenta de algunas cosas importantes en esta etapa.
  • Hazte una caja de herramientas para tener recursos a mano, esto es; una lista de favoritos con recursos para mirar y/o  buscar información relevante para tus intereses. En este punto debes tener presente que la búsqueda también forma parte del aprendizaje. Cada «input» ( entrada), que registres en tu cabeza cuenta.
  • Diccionarízate, o hazte amigo del diccionario (online). Deja que te pique el bicho de la curiosidad por saber que significan las palabras que desfilan ante tus ojos cada día; en el supermercado, en el metro , en los escaparates de las tiendas etc. Toma el control del mundo del inglés oculto ante tus ojos con WordReference por ejemplo, el más popular entre los entendidos.
  • Los juegos de objetos ocultos son excelentes para aprender vocabulario de una manera entretenida y probadamente efectiva. Descarga una versión de prueba aquí, instala el juego y ve aprendiendo vocabulario al mismo tiempo que juegas , te sorprenderás de lo útil que es.
  • Habla: solo, en compañía , en voz alta , frente al espejo y préstale atención a la pronunciación. En esto debes ser cuidadoso y exigente para no fijar errores que luego tendrás que trabajar para erradicar.
  • Utiliza los traductores automáticos con responsabilidad, recuerda que es fácil acostumbrarse cuando lo utilizas para el trabajo por ejemplo, pero pueden sabotear el esfuerzo requerido para desarrollar estrategias de razonamiento. Cuando puedas, mejora con tu la traducción y apunta la construcción de las frases de alta frecuencia, o sea el «como se dice» de expresiones comunes.

Designed by Freepik 

    • Aprender una lengua no es únicamente lidiar con la gramática o el vocabulario, es también ocuparse de la cultura de donde esta proviene, es decir; de su historia, su música, comida, tradiciones, su arte etc. La cultura anglosajona es muy rica y diversa. Interesarse por los aspectos que antes mencioné, es un pilar fundamental en el refuerzo del aprendizaje de su lengua, de la misma manera en que el español es aprendido con entusiasmo en países como el Reino Unido , Francia o Japón.

Si has estado leyendo con atención, te habrás dado cuenta de que hasta ahora no hemos hablado de intrincadas técnicas para aprender inglés, sino más bien de maneras bastante normales de acercarse al idioma para conocerlo. Esto último es precisamente lo que hacemos aprendemos con nuestra lengua materna.

Cuando niños nuestra relación con el lenguaje es a través de un proceso subconsciente, nuestros padres no nos enseñan las reglas gramaticales en casa para hablar correctamente, lo que ocurre es que recibimos estímulos una y otra vez adquiriéndolas de manera absolutamente involuntaria; no somos conscientes del aprendizaje de nuestro primer idioma lo que hacemos es comunicarnos y ya. Más tarde, las frases gramaticales «suenan» bien, o «se sienten» bien, y los errores se sienten mal, incluso si no sabemos conscientemente qué regla fue violada*La exactitud en el uso de las combinaciones de palabras para producir el mensaje que queremos transmitir ocurre sin mayores complicaciones dentro de un contexto en el que, cuando nos equivocamos el error es irrelevante, pues se considera una parte inherente al proceso.

Mi mejor sugerencia como resumen a toda la anterior reflexión es aprender a percibir el aprendizaje de una lengua no como una jornada cuyo final en algún momento ocurre, sino como un proceso que consiste en atravesar etapas continuamente. Tener claro y siempre presente esto último, nos da la calma necesaria para organizar mejor la tarea.

 

*Principles and practice in second language acquisition, Stephen S. Krashen. Pergamon Press 1982.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.