A Very English Scandal

A Very English Scandal , la esperada producción de la BBC acaba de ser estrenada en el Reino Unido.

 

La serie reaviva el interés por el polémico caso que estalló en 1976

El drama en tres partes del canal  BBC One , es una producción ejecutiva de Dominic Treadwell-Collins, Graham Broadbent y Pete Czernin para Blueprint Television y Lucy Richer para la BBC.  “A Very English Scandal” fue producido por Dan Winch y escrito por el ganador del premio de la BAFTA Russell T. Davies, está basado en el libro de John Preston y dirigido por el nominado al Oscar y también ganador del galardón de la BAFTA, Stephen Frears.

Los hechos

Es la Inglaterra de los años sesenta, la homosexualidad es ilegal y el político Jeremy Thorpe (Hugh Grant) comienza una apasionada relación  con el joven mozo de cuadra Norman Scott (Ben Whishaw). Todo bien hasta cuando  la relación se vuelve insatisfactoria y amarga, y  la carrera de Jeremy comienza a fortalecerse cada vez más, entonces  Norman se convierte en un secreto que el político deseará ocultar a toda costa.

En 1967, Jeremy es elegido cabecilla del Partido Liberal y pasa a ser el líder más joven de todos los partidos políticos británicos en cien años, sin embargo mientras la imprudente conducta de su ex amante Norman esté presente, su brillante carrera está bajo seria amenaza. De esta manera  es como empiezan los esfuerzos y peripecias de  Jeremy para silenciar a Norman quien se ha convertido en un peligroso estorbo. Es en ese momento cuando el político  recurre a su amigo  Peter Bessell  (Alex Jennings) en busca de medidas drásticas. Está claro para Thorpe, que sólo puede haber una forma de sacar a Norman de en medio para siempre.

  Un poco de historia

Jeremy Thorpe. Fue diputado por North Devon y líder del Partido Liberal entre 1967 y 1976. Thorpe  era un estudiante muy carismático del Eton College , cuna de más de 15 Primeros Ministros Británicos y también conocido por sus principios reformadores y su encanto exuberante. En mayo de 1979 fue juzgado en el Old Bailey el más conocido tribunal de Londres,  por cargos de conspiración e incitación al asesinato derivados de una relación clandestina anterior con Norman Scott, que Thorpe deseaba mantener en secreto. El caso y el furor mediático que lo rodeaba acabaron efectivamente con su carrera política.

 

 

Norman Scott. Jinete consumado y modelo de  fugaz carrera , Scott tuvo una relación clandestina con el diputado Jeremy Thorpe a principios de los 60, en una época en la que la homosexualidad era ilegal en Gran Bretaña. Fue durante este tiempo que se dijo que Thorpe había prometido ayudar a Scott a obtener una nueva Tarjeta de Seguro Nacional, que nunca llegó – un hecho que iba a repercutir en ambos hombres los años siguientes.

 

 

 

Peter Bessell. Diputado liberal y amigo de Thorpe. Después de perder su puesto en Bodmin en 1970, se dedicó a los negocios, antes de retirarse a una ciudad costera  en California en 1974 para una nueva vida. Su amistad con Thorpe volvió a perseguirlo, y después de que Norman Scott hiciera pública su relación con Thorpe en 1976, Bessell decidió confesar su versión de la historia a la policía y a los periodistas.

Escrito por el ganador de la BAFTA Russell T. Davies, basado en el libro de John Preston y dirigido por el nominado al Oscar y ganador del galardón de la BAFTA, Stephen Frears, el drama de tres partes de la BBC One , es una producción ejecutiva de Dominic Treadwell-Collins, Graham Broadbent y Pete Czernin para Blueprint Television y Lucy Richer para la BBC.  Fue producido por Dan Winch.

Comentario 

A los que esperen encontrar en “A Very English Scandal” la divertida caricatura de un fugaz y vergonzoso barullo, les espera una sorpresa; la verdad  va más allá de eso ya que se trata de la historia de  una serie de eventos que tardaron largos años en desarrollarse y que finalmente acabaron con la carrera y reputación no solo de su principal protagonista y de otros cercanos a él , sino también con la credibilidad de personas que estuvieron muy ligadas al caso, incluído el juez que llevó el juicio. 

Sin lugar a dudas la historia podría haberse contado de otra manera , tal vez más grave y más objetivamente, pero el tono de comedia, salpicado con toques de humanidad cotidiana, queda perfecto para darle al relato el ritmo dinámico de un singular episodio que cambió radicalmente  la vida de sus protagonistas. 

Contribuye donando € 1, tu aporte servirá para mantener este sitio funcionando. Disfruta de más contenido como este cooperando para que te sigamos entreteniendo ¡muchas gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.